En profundidad: “Final Fantasy XII: Revenant Wings”

De nuevo vuelve la sección “En profundidad: …” donde hacemos reviews de diversos juegos, habitualmente importados, para ayudaros a escoger las compras maestras de cada consola antes que nadie. Y volvemos a repetir con un juego para la portátil de Nintendo: esta vez el turno le toca a Final Fantasy XII: Revenant Wings.

RW

La historia se sitúa después de su homónimo de PS2, y tomaremos el papel de Vaan y Penelo, aunque en algunos partes nos veremos ayudados por personajes de la versión de PS2. El punto fuerte del juego es su sistema de combates a tiempo real, muy parecido al de su versión mayor, aunque debemos añadirle un aliciente: podremos invocar decenas de monstruos para que nos ayuden en los combates. Esto, sumado al hecho de que el número de personajes controlables a la vez se dobla con respecto a la versión de Play Station hace que los combates sean un sinfín de ataques y personajes pegándose entre sí más típico de un juego de estrategia que de un RPG. Y aquí viene la gran pregunta: ¿qué tipo de juego es FFXII: Revenant Wings? La respuesta es dudosa: si bien posee los típicos niveles y experiencia de los RPGs, con una historia digna de ellos, el sistema de combates y la perspectiva isométrica fija son distintivos de los juegos de estrategia, eso sí, esta vez sin necesidad de acumular recursos ^^

Lo más inteligente es contestar que es una fusión de ambos tipos de juego. No sería extraño teniendo en cuenta que Square-Enix está intentando innovar en sus últimos títulos quitando la idea preconcebida de lo que es un Final Fantasy: combate por turnos y enemigos aleatorios en los mapas. Claro ejemplo de ello es el FFXII de PS2, más parecido a un MMORPG (Massive Multiplayer Online Role Playing Game – Juego Multijugador Masivo de Rol Online) que a un RPG clásico, o el salto cuantitativo que va a existir con el Final Fantasy XIII y su sistema de combates casi arcade.

En cuanto a apartado gráfico mezcla unos vistosos gráficos 2D en manga “superdeformed” para los personajes y enemigos con unos detallados escenarios en perspectiva isométrica. Las animaciones de los personajes son suaves, aunque algo escasas, excepto en los diálogos, donde casi siempre veremos expresiones propias del manga. Los escenarios siempre serán muy detallados y bien ambientados, dando especial mención al mapa del mundo, que surcaremos con nuestra aeronave. El sistema de menús es idéntico al de la versión de PS2, exceptuando que el tablero de habilidades desaparecerá (cada personaje está especializado en una sola cosa: Vaan en ataque, Penelo en cura, etc.) dejando paso al tablero de invocaciones, donde mejoraremos los monstruos que podemos invocar, haciendo un verdadero mini-ejército. Sobre el interface ingame es bastante típico: en la pantalla de arriba tendremos el mapa de la fase o lugar donde estemos y la pantalla táctil reflejara el escenario por donde nos desplazaremos a libertad a base de Stylus.

Esperemos que Square-Enix se de prisa con la traducción y llegue pronto a Europa, porque lo único que nos impide disfrutar de este juegazo es la barrera idiomática del japonés.