Frederic Chopin pegaba espadazos…

Si, si, que aunque no lo ponga en los libros de historia es así. Chopin iba con espada y lanzaba magia. O al menos eso es lo que dice la compañía Tri-Crescendo.

Y tan empeñados están en que esto es así que para demostrárselo al mundo han decidido hacer un juego con ese argumento y todo. Ese es el nacimiento de Eternal Sonata. En este RPG de corte bastante japonés controlaremos al compositor por un mundo de fantasía creado por su mente juesto antes de su muerte. Espadas, combos y magia se entrelazarán con la música en este juego desarrollado en exclusividad para Xbox 360 que verá la luz este otoño.

Original es, no se le puede negar. Y, quién sabe, a lo mejor nos entran ganas de dejar de jugar y ponernos a tocar el piano o algo.

Ir arriba