La plataforma Battle.net podría ser parcialmente de pago

battle_dot_net_web

La historia de Blizzard y su plataforma Battle.net está empezando a coger unos tintes un tanto oscuros, a partir de lo que ha comentado el directivo Paul Sams. El asunto tiene una doble lectura y cuando se empiezan a atar cabos, la cosa no pinta bien.

Por un lado tenemos la revuelta que se ha formado alrededor de la inclusión o no de un modo de juego LAN en Stracraft II. Cuando se hicieron públicas las intenciones de la compañía no pasó demasiado tiempo hasta que miles de usuarios se alzaron en armas; y a partir de aquí, Blizzard está intentando apaciguar los ánimos. Poco después conocíamos que el juego se retrasaba porque el servicio Battle.net no está del todo listo, siendo una parte muy importante no solo de este, sino de otros títulos de la compañía. Y por otro lado, tenemos que Blizzard está forzando a que los usuarios de sus juegos se pasen a esta plataforma sí o sí, y a primera vista no parece mala idea lo de tener una única cuenta para todos los juegos en una sola aplicación de gestión, en vez de una cuenta para cada juego.

Pues ahora resulta que Battle.net podría ser parcialmente de pago. Ahora resulta que habrá ciertos elementos de los juegos de Blizzard que requerirán de un abono extra si se quieren usar, por si la copia del juego más las cuotas de algunos de ellos no fueran suficientes. De todas formas ya se ha confirmado que Starcraft II será gratuito en los elementos que todo el mundo espera, tal y como ocurría con la primera entrega del juego, así que nos queda saber de qué no podremos disfrutar cuando nuestras respectivas economías ya estén por los suelos. Esto podría afectar no solo a Starcraft II, sino a cualquier juego de Blizzard, ya que battle.net es la plataforma para unir a todos los juegos de la compañía.

A la postre, Blizzard podría implementar la segregación de los jugadores de primera de los jugadores de segunda. Incluso en los videojuegos podría haber clases y categorías de jugadores. Sensacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *