Los ex de Infinity Ward demandan a Activision

Negras tormentas agitan los aires al respecto del embrollo entre Infinity Ward y Activision que os comentamos hace muy poco.

Para empezar, el Presidente y CEO de Infinity Ward respectivamente, Vince Zampella y Jason West están oficialmente despedidos y bajo acusación de insubordinación y violación de contrato. Los dos directivos ya han iniciado una demanda contra Activision, porque según comentan, los pagos correspondientes a la exitosa saga de Call of Duty nio han sido satisfechos y en su lugar, les han echado a la calle con acusaciones infundadas. El montante que reclaman asciende a 36 millones de dólares.

Activision se ha mostrado decepcionada por la reacción de los ex-directivos cuando han proporcionado todo lo que era necesario para llevar la franquícia donde está ahora mismo y de alguna forma, han catapultado a Zampella y West a la popularidad que tienen ahora mismo.

Todo esto coincide con el anuncio de los planes de Activision para expandir la franquícia con un juego desarrollado por Sledgehammer Games, lo que deja fuera de juego, valga la redundancia, a Infinity Ward como mínimo a lo que respecta al próximo Call of Duty.

En fin, poderoso caballero es Don Dinero es lo único que está claro en todo este asunto que apunta a prolongarse por meses y sin que sea posible ahora mismo saber quien tiene razón.