Los gays, contra un vídeo promocional de Modern Warfare 2

Infinity_ward_logo

Infinity Ward está dando el máximo bombo que puede a su inminente Call of Duty: Modern Warfare 2, y mientras hay algunos vídeos que se escapan como sin querer y que muy probablemente traerán cola, en este caso la historia se repite, y tiene por común denominador al colectivo gay.

El vídeo en cuestión, que ya ha sido retirado por Infinity Ward -y que se puede localizar todavía en la red y que me niego a insertar porque contiene spoilers- tiene como protagonista a un jugador de béisbol recreado virtualmente que habla de que realizar ciertas acciones bajo ciertas condiciones es de maricas. Dicho vídeo está “patrocinado” por una asociacion fictícia cuyas siglas son FAGS, palabra anglosajona que se usa para tratar de forma despectiva a los gays.

Al margen de que evidentemente la temática del juego está muy acorde con el lenguaje militar que se usa en el fragor de la batalla, los motivos han sido bien entendidos por la desarrolladora, y de ahí el retiro del vídeo. También podría decirse que en estos casos, llamarle a alguien marica tiene una connotación negativa para el insultado, pero no se pretende atacar al colectivo, pero es que hay más. Y es que llevar las cosas hasta el punto de tildar a Infinity Ward de fomentar la hemofobia, el racismo, la discriminación, y otras lindezas, ya es pasarse de la raya.

Vamos a ver si nos entendemos. Infinity Ward podría haber usado el término nenaza o similar, o buscar otra empresa patrocinadora fictícia, o cambiar las siglas de esta, de acuerdo. Pero las asociaciones de animales no han saltado -hasta ahora- en favor de los perros cuando los dogs-zombi nos atacan, o cuando un personaje nos llama perros. Y las prostitutas no se levantan en armas cuando en un juego se nos llama hijos de idem. Y es que hay que entender, por un lado, que ciertas palabras forman ya parte del vocablo popular, y por otro, que uno no se puede pretender sentirse atacado, ni a nivel individual ni colectivamente sacando las cosas de contexto, y en una connotación que está más que clara. ¿Que está ocurriendo? que estamos en plena época de lo políticamente correcto y de la noche a la mañana decir según que cosas -al margen de su contexto- es tabú; ¿Así funciona? Pues no.

Genial por los gays que en los últimos años están dando un paso adelante, y la sociedad así lo reconocemos, aceptamos y respetamos. Pero no se puede ser protagonista de todo, y se de lo que estoy hablando porque conversaciones alrededor de este tema he tenido muchas, ya que el tema me toca muy de cerca. Y lo mejor de todo es que esta tormenta proviene de Estados Unidos, el buque insignia a nivel mundial de la doble moralidad. Venga hombre.