Grease, el videojuego: No había ninguna necesidad

grease

Esta mañana ha empezado a circular cierta nota de prensa en la que se anuncia que Grease también tendrá su propio videojuego basado en la película, como ya ha sucedido en muchas ocasiones. La prensa especializada, objetiva e imparcial, no ha tardado en hacerse eco de este hecho, copypasteando las frases de los directivos implicados, que auguran un gran éxito del producto, más los detalles del estudio implicado (505 Games) y en fin, que una vez mas se nos pinta todo en plan el mundo del videojuego nunca volverá a ser el mismo, y en parte podrían tener razón. Pero para mal.

Y es que al margen de la noticia en cuestión, hay una gran pregunta que raramente se formula, pues si casi nadie se atrevería a responder, son menos los que querrían oírla. Sabemos que los videojuegos, como en otras muchas cosas, las ideas nuevas a veces no abundan. Que ya está todo inventado. Que los refritos cansan y que a veces, y solo a veces, el reflotar “algo” que muchos quisieron y soñaron pero ninguno ha conseguido en su vida, puede ser en realidad un filón de oro. Pero vamos a ver: Grease. Un videojuego de Grease. ¿Que maldita necesidad había!?