Rockstar se disculpa por los problemas de Bully

No es muy normal que una compañía pida disculpas por un producto que no sale como se espera, pero es precisamente lo que ha hecho Sam Houser, de Rockstar, al ver el desastre perpetrado con  su juego Bully: Scholarship Edition para Xbox 360. Según parece, el juego está plagado de bugs hasta el punto de resultar casi injugable.

“Acabamos de darnos cuenta de los problemas que la gente está teniendo con Bully: Scholarship Edition para Xbox 360. Parece que algunas 360 más antiguas están sufriendo problemas de framerate, bloqueos y otras cuestiones. Nunca nos pasó nada parecido a nosotros. Estoy horrorizado y vamos a trabajar para rectificar esta situación. Pedimos perdón a todos los afectados por estos inconvenientes”