Sal de caza… Pero no seas la presa.

“Mi nombre es Daniel Lamb, y mi vida es un infierno.”

Así empieza la continuación de uno de los juegos que mas polémica ha creado en los últimos tiempos…Vuelve Manhunt.

Si eres de los que odian la violencia y la sangre te da arcadas este es tu juego… para aborrecerlas aun más. Porque no nos engañemos, Manhunt 2 no cambia la línea que tenía su antecesor: violencia, seguida de violencia, y acompañada con un poco más de violencia.

La palabra que define a la perfección a Manhunt es brutal. Brutal en su historia, brutal en su manera de jugar y brutal en sus animaciones. Vuelven las llamadas “ejecuciones” con sus tres niveles de violencia y un extenso arsenal lleno de armas improvisadas y muertes con objetos de los lugares donde nos encontremos, como por ejemplo asesinar a alguien a golpes con un teléfono o lanzarlo contra la caja de fusibles. Desde objetos corrientes como una bolsa de plástico, un bolígrafo o unas tijeras, a armas más comunes en otros videojuegos como cuchillos, hachas o machetes, pasando por jeringuillas, trozos de cristal o alambres (y esto solo en armas de cuerpo a cuerpo), hacen que las formas de matar sean decenas en cuanto a las ejecuciones, sin olvidar que también podremos enfrentarnos cara a cara contra los enemigos (medida poco recomendable, por cierto).

Todo esto no quiere decir que el Manhunt 2 sea un juego en el que premia la violencia sin sentido: la historia es envolvente (aunque oscura, eso sí), el aspecto técnico del juego es sobresaliente con una gran jugabilidad, la inteligencia artificial está muy pulida, y por encima de todo Manhunt es un juego de infiltración. Sí, he dicho de infiltración, porque como he mencionado antes ir de frente contra los enemigos no es muy inteligente, ya que suelen ser más fuertes y pelear mejor que tú, además de superarte en número. Así que toca hacernos amigos de las sombras y el sigilo, romper luces para ocultarnos en la oscuridad y dar rodeos para pillar desprevenidos a los enemigos, porque si nos ven podemos darnos casi por acabados. Y esta vez huir de ellos no será tan fácil como en el primer Manhunt, ahora las sombras no son un lugar seguro al 100%. Si alguno de los enemigos pasa cerca de un lugar donde estamos ocultos a veces se quedará mirando fijamente en nuestra dirección y la cámara pasará a ser sus ojos, entonces deberemos introducir una serie de botones que nos aparecerá en la pantalla (aleatoria, por supuesto) si no queremos desvelar nuestra posición y dejar que nos haga papilla.

En cuanto a historia, los chicos de Rockstar han querido superar con creces el nivel que dejaron con el primer Manhunt, ya que aunque este no profundizaba mucho en la misma si tenía un buen trasfondo. Esta vez no encarnaremos al asesino despiadado con pena de muerte a sus espaldas que era John Cash, el protagonista del primer Manhunt, sino que nuestro alter ego será Daniel Lamb, científico y padre de familia. Si con esto pensamos que Daniel será más humano que Cash nos estamos engañando con creces, ya que está desquiciado. Y aquí empieza todo, después de seis años encerrado en un sanatorio mental para delincuentes violentos, y de recuperar medianamente la cordura, llevaremos a cabo nuestra particular vendetta contra quienes nos engañaron, nos desequilibraron mentalmente y nos encerraron allí…y no vamos a dejar que escape ninguno.

Ahora solo te queda decidir cómo vas a acabar con ellos a partir de julio: con tu PS2, tu PSP o tu Wii, pero eso sí, intenta no salpicar todo de sangre, que cuesta limpiarla.

Manhunt 2

Ir arriba