Thrill Kill, el juego sangriento que no fue

thrill kill

En el mundo de los videojuegos existen diferentes categorías. Están los títulos más esperados, las sorpresas e incluso aquellos títulos cancelados que se convierten en leyendas por el potencial que se desaprovecha. Algunos títulos cancelados se agradece que no existan, otros podrían haber tenido un buen desempeño, pero Thrill Kill está en un limbo porque hay quienes sostienen que el juego hubiera sido incluso mejor que Mortal Kombat en cuanto a brutalidad, y otros que agradecen su cancelación por lo desagradable de su propuesta.

¿Recuerdas este título de PlayStation que nunca vio la luz? ¿Las polémicas que se suscitaron por su creación? En ScoreZero revisamos lo que fue una de las apuestas más controvertidas de la 32 bits de Sony y que finalmente fue cancelado.

thrill-kill-2

A un paso de su lanzamiento

Faltaban solamente 6 semanas para que Thrill Kill llegará a las tiendas de videojuegos cuando Virgin Interactive fue comprada por EA Games y los directivos decidieron cancelar el proyecto por su violencia.

Thrill Kill ya se había vuelto muy popular e incluso la prestigiosa revista PSM había publicado un listado de los violentos movimientos de sus personajes. Lo cierto es que con el paso de los años llegó una versión a Internet y gracias a un emulador hoy podemos jugar esta sangrienta y violenta aventura.

En el mundo de Thrill Kill todos los personajes están muertos y deben luchar entre ellos mientras pasan su tiempo eternamente torturados en el infierno. Cada uno de los personajes tiene una terrible historia detrás, desde una mujer que asesina a su esposo y hermana por engañarla hasta un agente del FBI que se convierte en asesino serial y termina siendo asesinado por su propio compañero.

thrill-kill

Movimientos brutales, sangre, sexo y uno de los juegos de pelea más extraños y perturbadores de PlayStation. Aunque no salió en formato físico hoy lo podemos disfrutar mediante emulación y es una experiencia muy extraña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *